EL PODER DE LA MENTE: Cambia tus Deseos, Cambia tus Pensamientos y Cambiará tu Vida

CAMBIA TUS PENSAMIENTOS, CAMBIA TUS DESEOS Y CAMBIARÁ TU VIDA

Máriat G. Bernabé, Directora del Centro de Estudios Superiores de Terapia Regresiva

QUERER ES PODER

Este viejo dicho de la sabiduría popular lo deberíamos tener presente. Desear algo es el primer paso para conseguirlo. No podemos obtener nada que no se haya formalizado como intención y el primer paso es realmente desearlo.

¿Quiero ser terapeuta?, ¿Quiero ser madre o padre?, ¿Quiero ser empresario o empresaria?, ¿Quiero ser astronauta? O ¿Quiero ser millonario/a? …

¿Porqué no organizar nuestra línea de deseos? Formalizar nuestras metas y objetivos a nivel físico, material y espiritual es el paso previo para autocrearse o reinventarse. Podemos heredar un aspecto físico de nuestros ancestros, también podemos heredar características emocionales o las podemos adoptar por aprendizaje. Pero, no somos fotocopias o material escaneado de nadie, somos nosotros mismos y este bagaje puede ser la base donde apoyarnos, para, a partir de ciertos recursos, elegir y constituirnos en individuos con un propósito propio y único.

El segundo paso sería la confianza y el convencimiento de que se logrará el objetivo deseado y para ello es fundamental desearlo y pensarlo.

CREER ES CREAR

Creer y manifestar unas creencias es importante y nos puede ayudar a vivir una vida más completa y feliz.

La mayoría de los problemas suelen anexar desequilibrios emocionales y espirituales, tales como la culpa y el remordimiento.

Las emociones nos enferman, pero también nos curan, igual que las creencias o formas de pensar. Podemos «Regresar al Pasado» y desactivar los mandatos bloqueantes, ya sean kármicos, aprendidos o heredados. En realidad esto significaría «Regresar al Futuro», ya que cerrando los asuntos inconclusos, drenando los trastornos bloqueantes, creamos un presente positivo que signifique una base sólida de un futuro feliz.

Por eso es tan importante aclarar y trasformar nuestros fantasmas interiores. Ser conscientes y capaces de expresar abiertamente nuestros temores, miedos y tensiones nos puede permitir avanzar en nuestra curación. El propio testimonio tiene un valor de mandato a nuestro «Sanador Interior».

Nunca es tarde para ser feliz, tenemos derecho a ello, no debemos avergonzarnos de desearlo. La espiritualidad y el crecimiento también se pueden conseguir a través de la alegría y la ligereza.

PIENSO, LUEGO SOY

Y… Somos lo que pensamos. Tercer paso del proceso para el diseño de éxito de nuestro futuro.

Cada vez es más evidente que el proceso de sanar implica a todos los niveles de nuestro ser. La actitud vital con la que afrontamos las situaciones puede suponer una gran inclinación de la balanza a nuestro favor.

Con la Terapia Regresiva podemos conectar con nuestros arquetipos interiores y para que colaboraren activamente en nuestros procesos curativos y de crecimiento. Podemos elegir la mejor medicina, los mejores profesionales, pero sin la colaboración del “Sanador Interior” que todos tenemos dentro, el viaje podría ser muy arduo y difícil.

Querer, creer y pensar que es factible la curación es el combustible que nuestro “Sanador Interior” necesita para un viaje exitoso. Ante las dificultades es importante conectar con nuestro “Propósito de Vida”, luchar por la salud y encontrar poderosos motivos para vivir.

Nuestro cerebro es la unidad central de nuestro “PC Interior”, es el responsable de la multiplicación de conexiones neuronales positivas o negativas. Significa que si lo alimentamos con pensamientos positivos, las conexiones que se van a crear serán positivas y nos crearemos un futuro eficaz. Si lo alimentamos con pensamientos negativos nos bloqueamos y enfermamos.

Algunas personas antes de empezar el tratamiento con terapia regresiva, efectúan preguntas tales ¿Si la terapia funciona y me siento mejor, cómo va a ser la relación con mi familia, con mi pareja, con mi trabajo… tras el tratamiento? Creyendo firmemente en un futuro esperanzador y convirtiéndonos en personas saludables y positivas, se despierta en nosotros las capacidades milagrosas de amor, esperanza, compasión, perdón… Cambiamos nosotros y cambia nuestra vida.

Nuestra realidad se transformará a partir de nuestro convencimiento interno y de nuestro pensamiento creativo para convertimos en aquello que deseamos, creemos y pensamos alcanzar.

<